Gestión emocional en 2020

En los últimos años he dedicado casi todo mi tiempo de trabajo y estudio a ampliar mis conocimientos sobre el deterioro cognitivo, aunque ello siempre ha requerido trabajar con las emociones de usuarios, familiares y otros allegados y/o cuidadores.

Pero a veces algo pasa en nuestro camino que modifica nuestra ruta, en este 2020 he tenido que profundizar mucho más en temas de gestión emocional, en primer lugar porque antes de marzo tuve que trabajar con familiares y usuarios temas como el duelo y la culpa y cuando en marzo apareció el CORONAVIRUS en nuestras vidas, el duelo y la gestión emocional se convirtieron en el nucleo de mi actividad.

A lo largo de estos meses muchos de mis pacientes me han preguntado: ¿por qué ahora me siento así? ¿por qué ahora la ansiedad, el insomnio, la apatía?, la gente ha vivido lo mismo que yo, ¿por qué me ha afectado tanto?, la primera respuesta que me viene a la cabeza siempre es: porqué eres un ser humano, no una piedra.

Ante las crisis vitales y ¿quién puede dudar que esta ha sido una gran crisis? se producen muchas emociones:

¿te has sentido enfadado/a con frecuencia? ¿contigo mismo? ¿con los que están cerca? ¿con los políticos y/o con el mundo?

¿has tenido dificultades con el sueño o con la alimentación?

¿has perdido ganas de hacer cosas?

¿has sentido o sientes miedo? ¿y tristeza?

¿sientes emociones intensas con frecuencia?

Seguramente también has sentido sorpresa, confusión, alivio, puede que hasta hayas sentido culpa…

A mí no me sorprende que este año y probablemente durante los próximos años «nos sintamos muy emocionados» o incluso como solía decir una amiga psicóloga al poco de comenzar el confinamiento «en una montaña rusa emocional», me sorprendería más que alguien no haya sentido muchas emociones.

Pero toda crisis guarda dentro de sí una oportunidad de crecimiento (aunque cuando tienen lugar pérdidas, muchos respondemos que el crecimiento nos da lo mismo, que preferimos no crecer a vivir esto), sin embargo, aún cuando somos naturalmente reacios a aceptarlo, una crisis es una oportunidad de crecimiento, y así esta terrible pandemia nos da la oportunidad de aprender a gestionar nuestras emociones si queremos hacerlo: podemos aprender que el miedo es la respuesta natural ante las amenazas, que la ira (contra ti, contra otros, contra el mundo…) es una fase por la que hay que pasar cuando perdemos algo o a alguien, que la tristeza tiene que surgir como parte del duelo (y todos hemos perdido algo en esta etapa) …

Tenemos una oportunidad para aprender a sentir nuestras emociones, identificarlas, aceptarlas, entender lo que nos dicen, analizar las creencias que tenemos, utilizarlas de un modo beneficioso.

En los Colegios de Psicólogos, en diversas páginas web de profesionales, en YouTube… en general en las redes sociales podemos encontrar numerosos recursos de gestión emocional y/o gestión del duelo con contenidos adaptados a la situación actual.

Si quieres ayuda profesional para trabajar alguno de estos aspectos, no dudes en contactarme, actualmente estoy trabajando con mis pacientes a través de ZOOM, Skype y Whatsapp para poder hacerlo «manteniendo la distancia» y «sin mascarilla».

Graciela Otero Fernández

Colegiada M-27621

Teléfono: 653.14.03.61

Deja un comentario