Familia: 21 Sesiones de Formación al cuidador

Las enfermedades que dañan el cerebro producen cambios en las emociones, la conducta y los pensamientos de las personas afectadas por ellas, pero es sobradamente conocido que producen cambios -cuando menos igual de importantes- también en sus familiares, especialmente en el cuidador principal, en cualquier caso la familia entera ha de adaptarse a una situación anómala y muy exigente. Con mucha frecuencia la familia necesita contar con un cuidador externo que  se verá afectado también -de un modo similar- por la enfermedad.

Una de las necesidades que requiere ser abordada es la de la formación del cuidador, que puede reportar numerosas ventajas al cuidador principal y a la familia en general.

  • Cuando el cuidador comprende las particularidades de la enfermedad de la persona a la que cuida dispondrá de recursos emocionales y conductuales para afrontar las diversas situaciones a las que puede verse expuesto.
  • Cuando el cuidador posee formación específica en síntomas psicológicos y conductuales asociados a la demencia y/o al daño cerebral y estrategias para abordarlos podrá afrontarlos de manera más positiva para sí, para la persona a la que cuida y para el resto de la familia.
  • El cuidador puede incluso llevar a cabo actividades que ayuden a preservar la autonomía funcional de la persona a la que cuida tanto en las actividades básicas de la vida diaria (aseo, vestido, alimentación) como en las instrumentales (salir a la calle, manejar dinero, hacer compra, usar el teléfono, colaborar en las tareas domésticas)
  • El cuidador también puede realizar si posee la formación adecuada actividades de estimulación cognitiva contando con la guía y supervisión adecuada de los profesionales: Terapeuta Ocupacional, Psicólogo y/o Neuropsicólogo.
  • Una última ventaja de proporcionar formación al cuidador es que probablemente al dotarle de mejores estrategias y proporcionarle un mayor control sobre las situaciones a las que se enfrenta se encontrará más contento y menos indefenso al realizar su trabajo, también será mejor tratado por la persona a la que cuida y la familia no verá pasar unos cuidadores tras otros con los costes emocionales, de tiempo y económicos que ello puede suponer.

 

En Neurogim hemos diseñado un paquete para llevar a cabo esta formación

  • sesiones teóricas sobre la enfermedad, su evolución y los síntomas psicológicos y conductuales asociadas a ella: 4 sesiones (Neuropsicóloga)
  • sesiones teórico-prácticas sobre actividades básicas de la vida diaria: 2 sesiones (Terapeuta Ocupacional)
  • sesiones teórico-prácticas sobre actividades instrumentales: 4 sesiones (Terapeuta Ocupacional)
  • sesiones teórico-prácticas sobre relajación: 3 sesiones (Psicóloga)
  • sesiones teórico-prácticas sobre estimulación cognitiva: 8 sesiones (Neuropsicóloga)

Se trata de un paquete de 21 sesiones semanales de hora y media-pero flexible para adaptarlo a las necesidades que la familia desee cubrir-, estas sesiones sería recomendable impartirlas en el domicilio, que es donde se va a poner en práctica lo aprendido, pero también se pueden llevar a cabo en consulta y  pueden asistir uno o dos cuidadores externos o de la familia.

Después de aplicado el programa se llevarían a cabo sesiones de seguimiento en función de las necesidades de la familia.

Una de las ventajas de este planteamiento es que se trata de un “traje a medida” en el que se atiende de manera personalizada al enfermo y su cuidador y se ajustan las estrategias a las necesidades existentes.

No dudes en contactarnos si deseas contratar el pack o si prefieres que te elaboremos una propuesta a medida.

neuropsicologa@madridpsicologos.com

terapeutaocupacional@madridpsicologos.com

Móvil/Whatsapp: 653.14.03.61

Deja un comentario